Promoviendo el aprendizaje profundo (Enseñanza basada en la evidencia, parte VIII)

Promoviendo el aprendizaje profundo

Muchos profesores quieren ayudar a sus alumnos a entender lo que están aprendiendo más que solamente enseñarles a memorizar datos aislados. Quieren promover un aprendizaje profundo (y esto es algo bueno).

La investigación (Hattie, 2003) muestra que la habilidad para promover el aprendizaje profundo es uno de los tres factores clave que diferencia a los profesores excepcional del resto

Los alumnos necesitan aprendizaje superficial y profundo

Sin embargo, es un error asumir que enseñar hechos y conocimientos es malo.

El aprendizaje profundo no es una alternativa al aprendizaje superficial.

En su lugar, el aprendizaje profundo se construye sobre los datos y hechos que tus alumnos ya conocen. Cuanto más sepan, más profundo será su entendimiento de la materia. Su base de conocimiento constituye las raíces de las que surgirán aprendizajes más profundos.

“Necesitas tener conocimiento superficial y profundo” John Hattie

Si quieres promover aprendizajes profundos, debes enseñar a tus alumnos el conocimiento fundamental que necesitan para poder reflexionar sobre un tema de forma más profunda.

No obstante, mientras que el conocimiento factual es esencial, el aprendizaje profundo requiere algo más que solamente recordar datos.

Qué es el aprendizaje profundo

El aprendizaje profundo consiste en otorgar significado a una nueva información (Biggs & Tang, 2007)

El aprendizaje profundo integra información

Una forma de darle significado a una nueva información es conectándola con algo que ya sabemos. Esto es por lo que las estrategias de enseñanza como los “mapas conceptuales” son tan efectivas (Hattie, 2013). A veces, la nueva información se añadirá a lo que ya conocemos, pero hay más tipos de conexiones. Hay muchas formas de conectar información (por ejemplo, relaciones de jerarquía, causa-efecto, comparaciones y secuencias). La nueva información puede incluso alterar o cambiar lo que creíamos como verdad. El aprendizaje profundo requiere darle significado a las cosas descrubriendo cómo encajan juntas.

El aprendizaje profundo explora por qué suceden las cosas

Otra forma de darle significado a la nueva información es descubriendo por qué las cosas son como son. Una clase de niños de 6 años había terminado de dar dos lecciones sobre los terremotos. En la primera, aprendieron cómo ocurrían los terremotos (movimiento repentino de placas tectónicas). En la segunda, localizaron en un mapa donde se habían producido los terremotos más grandes en la última década. Estos niños tienen ahora conocimiento suficiente para explicar por qué los terremotos más grandes suceden con más frecuencia en unas regiones que otras. Este proceso de descubrimiento de por qué las cosas pasan puede recibir diferentes nombres (explicar, evaluar, predecir, inferir, hipotetizar), pero el proceso básico es el mismo: pensar sobre algo que ya sabemos para formar saberes justificables sobre un tema.

De forma general, el aprendizaje profundo requiere integrar y pensar sobre cosas que ya sabemos con el objetivo de producir significado.

El Aprendizaje Profundo no es lo mismo que el Aprendizaje por Descubrimiento (Inquiry-Based Teaching)

Algunos profesores tienen la creencia errónea de que la mejor forma de potenciar el aprendizaje profundo es usando lo que se conoce como los enfoques progresistas (progressive approaches to teaching), tales como el aprendizaje por descubrimiento y el aprendizaje basado en problemas.

La verdad es que no es tan simple como eso.

Los profesores que usan un enfoque indagatorio generalmente tienen menor impacto en el aprendizaje de sus alumnos que aquellos que utilizan la enseñanza directa (explicit teaching) (Hattie, 2009).

Además, los alumnos necesitan tener unos conocimientos básicos que les permitan pensar con mayor profundidad sobre la materia en cuestión. La instrucción directa es una forma mucho más efectiva y eficiente de conseguir que los alumnos adquieran conocimientos en los alumnos que el aprendizaje por indagación.

Por último, necesitarás también enseñar a los alumnos estrategias de pensamiento de forma explícita. Esto incluye las estrategias que se necesitan para profundizar en la comprensión de una materia.

Esperar que los alumnos “descubran” estas estrategias por sí mismo no es la mejor forma de ayudarles a conseguir logros.

Así que, si la enseñanza por indagación no es la respuesta, qué deberías hacer para promover el aprendizaje profundo.

Enseñar estrategias de pensamiento de forma explícita

Esto conlleva explicar y modelar la estrategia (mostrar y explicar), guiando a los alumnos según van practicando la estrategia y desarrollando fluidez a través de la práctica autónoma.

Puedes hacer uso de organizadores gráficos para ayudar a tus alumnos a visualizar el proceso mental elegido. Estos gráficos incluyen:

  • Enlazar con conocimientos previos: utiliza mapas mentales progresivos, mapas conceptuales acumulativos y tablas KLR: lo que ya conozco (know), lo que acabo de aprender (learned) , y cómo esto se relaciona con lo que ya sé (relate)
  • Clasificaciones jerárquicas: una mapas mentales, tablas-t, tablas-e, diagramas de espina de pescado (fishbone diagram) y diagramas de árbol (tree diagram)
  • Causa-efecto: cadenas de causa-efecto, árboles y redes.
  • Comparación: usa diagramas de Venn, tablas y gráficos de continuo (continuum)

Ten en cuenta que pedirle a los alumnos que apliquen estrategias sin haberles dado antes los conocimientos básicos necesarios sobre el tema NO les llevará a adquirir el conocimiento profundo. Para ilustrar esto, me gustaría compartir una observación hecha por Daisy Christodoulo, una profesora de secundaria de Inglaterra.

Cuando les pedí que escribieran si les gustaría vivir en una jungla y por qué, los alumnos que carecían de conocimientos previos suficientes me dieron respuestas vanas como:

·      No, porque estaría todo mojado.

·      Sí, porque sería divertido.

Cuando les preguntamos la misma cuestión, los alumnos con un gran repertorio de conocimientos interconectados nos dieron respuestas como:

·      No, porque el suelo poco fértil y la constante oscuridad significaría que ella (la alumna) tendría que incluir carne en su dieta, y era vegana.

Las habilidades de pensamiento son importantes, pero sin estas habilidades (o imágenes y gráficos), el conocimiento previo no puede ser usado para potenciar aprendizajes profundos.

Incrusta aprendizaje profundo en algunos de tus objetivos de sesión

Como hemos explicado en otro artículo anterior sobre la instrucción directa, los objetivos de sesión ayudan a centrarse en lo que va a suceder durante la clase y concretan lo que conlleva ser un estudiante exitoso.

SI quieres potenciar el aprendizaje profundo, deberías empezar por establecer objetivos de sesión profundos.

Ten en cuenta que no deberías enfocar todo stus obejtivos de sesión en aprendizajes profundos. Cuando los laumnos carecen de suficientes conocimientos y hablaidad, los parendizajes superficiales son más apropiados. Sin emabergo, cuando creas que tus alumnos han adquirido la suficiente base de conocimientos y habilidad, debes entonces centrar tus obejtivos en aprenidzajes profundos.

Los objetivos de sesión generalmente siguen una fórmula:

Aplicando esta fórmula, un objetivo de sesión de aprendizaje superficial sería:

  • Los alumnos deberán dibujar y describir tres formas en que se forman los volcanes a partir de diferentes movimientos de placas tectónicas.

Un objetivo de sesión de aprendizaje profundo sería:

  • Los alumnos serán capaces de comparar y contrastar cómo los movimientos de las placas tectónicas causan terremotos y la formación de volcanes.

Mientras que el orden de las palabras dentro del objetivo puede variar, la diferencia principal entre ambos objetivos radica en los verbos usados.

Los objetivos de aprendizaje superficiales se corresponden con verbos como definir, recordar, describir y clasificar.

Los objetivos de aprendizaje profundo utilizan verbos como secuenciar, comparar, explicar, inferir, predecir y justificar.

Pam Hall, una antigua maestra que trabaja de forma extensiva con el marco de trabajo SOLO, ha creado una aplicación online (gratuita) para ayudar a los profesores a redactar objetivos de sesión de aprendizaje superficial y profundo.

Activa los conocimientos previos

Es vital que los alumnos tengan claro lo que tienen que aprender en cada lección, y es también importante que ellos entiendan cómo esto encaja o guarda relación con lo que ya saben.

Entonces, necesitarás activar sus conocimientos previos antes de presentarles nuevos contenidos.

Esto puede ser tasn fácil como debatir lo que cada estudiante recuerda sobre un tema; sin embargo, la investigación muestra que activar los conocimientos previos es más poderoso cuando incluye una “clave visual” (visual cue) más que cuando solo se habla.

Una clave visual podría ser una simple lista de temas y subtemas escritos en la pizarra, apareciendo el tema del día remarcado de alguna forma.

Algunas claves visuales más complejas incluyen mapas mentales progresivos (progressive mind maps) y fichas con huecos para rellanar por los alumnos. Puedes aprender más acerca de los mapas mentales progresivos aquí.

Aplica estrategias de pensamiento al contenido de tus clases.

Una vez que los alumnos saben cómo utilizar diferentes estrategias de pensamiento y saben datos suficientes sobre un tema en concreto, puedes empezar a aplicar estrategias de razonamiento sobre los contenidos de tus clases.

El contenido y tipo de estrategia debe ir enfocado a cumplir tu objetivo de sesión.

A veces, puedes hacer de modelo al aplicar una estrategia por ti mismo, mientras que a la vez explicas oralmente el proceso que estás llevando a cabo. Volviendo al ejemplo anterior de los volcanes, podrías hacer de modelo utilizando un diagrama de Venn para comparar y contrastar las causas de los terremotos con lo que origina los volcanes.

En otra ocasión, puedes ayudar a tus alumnos mientras ellos mismos practican aplicando la estrategia. Esto puede ser en la siguiente sesión. Así que si siguiéramos enseñando a los niños los volcanes podríamos pedirles que hicieran un diagrama de ven para comparar y contrastar las corrientes piroclásticas con la lava.

Cuando estés seguro de sus habilidades, puedes permitirles que apliquen las estrategias independientemente. En este punto, puedes pedirles que comparen y contrasten los efectos de un terremoto con los de un volcán.

Evalúa (assess) el pensamiento de los alumnos

La evaluación (assessment) es una parte crucial de cualquier aprendizaje, y no es menos para el aprendizaje profundo.

E importante que evalúes lo siguiente:

  1. La profundidad del pensamiento de tus alumnos.
  2. La precisión de sus conclusiones.
Evaluando la profundidad del pensamiento

Aunque que la tarea citada anteriormente esté diseñada para integrar información utilizando estrategias de comparación y contraste, puede que tus alumnos produzcan un trabajo por encima o por debajo del nivel de profundidad de conocimiento.

Una forma fácil de evaluar la profundidad de su trabajo conlleva utilizar una rúbrica como esta:

Si eres nuevo en la creación de rúbricas, puedes utilizar el generador de rúbricas online creado por Pam Hook.

Puedes usar este recurso para ayudar a cada alumno a ir un paso más allá en su pensamiento

Evaluando la precisión de sus conclusiones

A medida que los alumnos empiezan a pensae sobre lo que saben, forman conclusiones sobre el fenómeno que están estudiando. Esto es algo bueo, ya que les ayuda a ir desde el conocimiento a la comprensión.

Sin embargo, es importante que tanto tú como tus alumnos tengáis en cuenta que sus concusiones no van a ser siempre correctas. Una conclusión no es más que una predicción o adivinación.

Necesitas ser consciente de las conclusiones que tus alumnos están realizando, para así poder corregir cualquier mala concepción que puedan tener. A veces ayuda el saber de antemano las creencias incorrectas comunes sobre la materia que estás explicando. Por ejemplo, algunas de ellas son:

  • Todos los volcanes son montañas
  • Las montañas se forman rápidamente
  • Los volcanes están distribuidos de forma aleatoria por el mundo
  • Todos los volcanes entran en erupción de forma violenta
  • La lava es lo único peligroso que expulsa un volcán
  • Si un volcán no ha entrado en erupción por más de cien años, es que está extinguido.

Dale a tus estudiantes feed-back

El feed-back promueve el aprendizaje profundo de la misma forma que promueve cualquier aprendizaje.

Utiliza el conocimiento aportado por las evaluaciones para:

  • Dile a tus alumnos lo que necesitan hacer para alcanzar un nivel incluso mayor.
  • Corrige cualquier conclusión errónea a la que tus alumnos hayan llegado.

Si quieres saber mas sobre por qué o cómo ofrecer feed-back, lee el anterior capítulo “Feedback: el primer secreto que John Hattie ha revelado”

8 trucos para potenciar el aprendizaje profundo

1.     Explica de forma explícita el conocimiento que tus alumnos necesitan pensar o razonar.

2.     Una vez que los alumnos tienen suficiente conocimiento, establece objetivos de sesión enfocados en un aprendizaje profundo.

3.     Guía y modela a los alumnos cuando practiquen estrategias de aprendizaje profundo antes de pedirles que lo hagan de forma autónoma.

4.     Enseña a los alumnos cómo utilizar organizadores gráficos que representen relaciones y que potencien el pensamiento profundo.

5.     Haz que apliquen estrategias de pensamiento profundo con el contenido que hayan aprendido.

6.     Evalúa su propio pensamiento.

7.     Dales feed-back sobre concepciones incorrectas que posean y sobre el grado de profundidad de pensamiento que su trabajo refleje.

8.     Alguna vez utiliza estratgias de pensamiento profundo tú mismo a lo largo del día, y usa el “pensar en voz alta” (think-alouds) para guiar lo que estás haciendo con tus alumnos.

Por supuesto, potenciar el aprendizaje profundo es solo un aspecto de la enseñanza basada en la evidencia. Vuelve a la página del archivo para descubrir más.

Traducción hecha por el autor de este blog. Enlace al sitio web original en inglés aquí.

Referencias bibliográficas

Hattie, J. (2003). Teachers Make a Difference: What is the research evidence? Melbourne: Australian Council of Educational Research.

Biggs, J., & Tang, C. (2007). Teaching for Quality Learning at University (3rd edn). Buckingham: Open University Press.

Hattie, J. (2013). Visible Learning: A Synthesis of 800 Meta-Analyses Relating to Achievement. Routledge.

Hattie, J. (2009). Visible Learning: A Synthesis of 800 Meta-Analyses Relating to Achievement. Routledge

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s