Recompensas y motivación intrínseca. El estudio de Nina.

Prometer recompensas por participar en determinadas actividades puede derivar en un descenso del interés intrínseco posterior por dicha actividad. Esto se conoce como“efecto de sobrejustificación”. Lepper y Green (1973) comprobaron por primera vez este efecto en un estudio con preescolares. No obstante, hay diferentes formas de introducir una recompensa, por lo que también puede variar el efecto que produzca. Por ejemplo, se puede recompensar solo por participar en la actividad, por completarla (ya sea bien o mal), o por completarla con éxito.

La investigadora Judith Harackiewicz, de la Universidad de Harvard, siguiendo esta línea de investigación, quiso comprobar el efecto de sobrejustificación con alumnos de mediana edad. En su estudio (Harackiewicz, 1979), evaluó el efecto que diferentes condiciones de recompensa producen sobre la motivación intrínseca, en comparación con situaciones donde no existe la recompensa.

Así, esta investigadora planteó las siguientes hipótesis:

  • Que dar un feedback positivo aumenta la motivación intrínseca.
  • Que las tareas con recompensa la reducen.
  • Que ambos efectos son independientes el uno del otro.

En este estudio participaron 93 alumnos de secundaria de Massachusetts (con una edad media 16 años). La intervención se haría durante las clases de Inglés. Se dividió a los participantes en 6 grupos que se enfrentarían a una tarea propuesta bajo 6 condiciones distintas, donde se combinaría la existencia de recompensa con feedback positivo.

Captura de pantalla 2018-08-30 20.44.00

La tarea que tenían que resolver era difícil, pero a la vez divertida: se les mostraba una serie de ilustraciones donde tenían que encontrar la palabra “NINA” escondida. Estas ilustraciones solían aparecer en la sección dominical de pasatiempos del periódico New York Times.

Captura de pantalla 2018-08-30 18.36.36
Ilustración utilizada en el experimento. La palabra “Nina” aparece hasta 7 veces. (Harackiewicz, 1979)

La recompensa consistía en un cuaderno y dos bolígrafos nuevos a elegir entre diferentes colores. El feedback positivo era el siguiente comentario “Hemos visto que lo normal es encontrar 4 Ninas, así que tú lo has hecho mejor que la media”).

La primera vez que hicieron la tarea (en una sesión de entrenamiento) se les pasó un cuestionario para que la puntuaran para saber si les había parecido entretenida, aburrida, fácil… Tras esto, comenzó la fase de sesión experimental: en una sala aparte, cada participante acudía de forma individual y se le proporcionaban más ilustraciones para completar. Tendrían 2 minutos para solucionar cada una.

Tras esta fase, se recogieron datos para medir la motivación intrínseca de los participantes por la actividad. Pero claro, el concepto de motivación intrínseca es algo abstracto. ¿Cómo pudieron medirlo de una forma rigurosa y objetiva? Para ello, se operativizó en elementos más fáciles de ser cuantificados y que podían dar una idea más realista sobre el nivel de motivación intrínseca. Se usaron las siguientes estrategias:

  1. Se pidió a cada participante que puntuaran la tarea en función de si les volvería a gustar participar en otra sesión pero esta vez sin recompensas.
  2. Se midió el tiempo que los participantes habían pasado mirando algunas ilustraciones extra que había por la sala durante los tiempos muertos.
  3. Se les ofreció rellenar un cuestionario voluntario acerca de cómo había ido la actividad.
  4. Se les dio la posibilidad de rellenar una hoja de petición para recibir más de estos pasatiempos por parte de los investigadores.
  5. Se les hizo rellenar un cuestionario igual que el de la primera sesión de entrenamiento sobre cómo valoraban la actividad.

Un mes después de la sesión experimental, la investigadora regresó al instituto para hacer entrega de las recompensas, dar las explicaciones necesarias y dar por concluido el estudio.

Resultados

Tras el análisis de los datos, la hipótesis inicial recibió un respaldo bastante sólido. Veamos:

Todas las condiciones en las que se prometía una recompensa sufrieron un descenso mayor en su motivación intrínseca en comparación con los grupos de control, donde no se recibía recompensa. El efecto se agravaba especialmente en las condiciones en las que se les informaba de la puntuación mínima a obtener (“tienes que sacar al menos 4 aciertos para obtener la recompensa”).

Más sorprendente es que esta tendencia se mantenía un mes después de haber participado en la actividad, cuando volvieron a rellenar una escala de satisfacción de la actividad.

También se observó que utilizar un feedback positivo aumentaba la motivación intrínseca, algo que ya se había encontrado en otros estudios anteriores.  Este efecto, además, era independiente del efecto de sobrejustificación.

Un último hallazgo especialmente interesante, según los autores, fue el siguiente: los participantes bajo la condición de recompensa recordaban, pasado un tiempo, menos nombres y títulos de las ilustraciones que aquellos que habían participado sin recompensa. Esto sugiere que durante la sesión podían haber estado utilizando una estrategia más orientada a dar con la respuesta correcta que el resto (pero aun así no hizo que obtuvieran mejores resultados).

Los hallazgos de este estudio respaldan la existencia del efecto de sobrejustificación que ya había sido evidenciado en estudios anteriores (Lepper y Greene, 1973 Karnios y Ross, 1977).

Referencias biliográficas

  • Harackiewicz, J. M. (1979). The effects of reward contingency and performance feedback on intrinsic motivation. Journal of personality and social psychology37(8), 1352.
  • Karniol, R., & Ross, M. (1977). The effect of performance-relevant and performance-irrelevant rewards on children’s intrinsic motivation. Child Development, 482-487.
  • Lepper, M. R., Greene, D., & Nisbett, R. E. (1973). Undermining children’s intrinsic interest with extrinsic reward: A test of the “overjustification” hypothesis. Journal of Personality and Social Psychology, 28(1), 129-137.

88x31

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s