Cambiar el tipo de letra no produce efectos

Cambiar el tipo de letra no produce efectos

En el año 2011 se publicó un estudio (Diemand-Yauman et al., 2011) en el que se encontró el siguiente hallazgo: los participantes recordaron más información de un texto cuando se les presentaba con un tipo de letra con un trazo difícil de entender, en comparación con aquellos que leían el texto con un tipo de letra más asequible.

Este hallazgo se fundamentaba en el concepto de las “dificultades deseables” acuñado por Robert Bjork y su equipo. Este concepto hace referencia al hecho de que cuando el estudiante se enfrenta a una tarea que le exige mayor atención y esfuerzo cognitivo, el resultado de aprendizaje es mayor.

Pero esto entraría en aparente conflicto con lo que ya se sabe respecto a la teoría de la carga cognitiva: para lograr un mayor rendimiento es necesario reducir la carga cognitiva innecesaria en cualquier tarea, por lo que añadir una dificultad como es un tipo de letra difícil de entender estaría añadiendo carga cognitiva innecesaria.

Desde el año 2011 hasta ahora, ha habido numerosos estudios que han intentado replicar los resultados de ese primer estudio al que hacemos referencia.

Recientemente, se acaba de publicar un meta-análisis (Xie et al., 2018) en el que los autores han intentado recopilar toda la evidencia existente sobre este tema (un total de 25 estudios que incluyen a más de 3000 participantes) y han sacado las siguientes conclusiones:

Parece ser que cambiar el tipo de letra por una más difícil para provocar una lectura menos fluida no produce ningún efecto a nivel general sobre la capacidad de retención o transferencia de la información. Por otro lado, parece que lo que sí aumenta es el tiempo que dedica el estudiante al aprendizaje (dedica más tiempo a leer el texto), mientras que a la vez reduce la percepción sobre su propio aprendizaje (es decir, que el estudiante cree saber menos de lo que en realidad sabe).

Por tanto, al no haberse podido replicar los resultados del primer estudio del año 2011, los autores mantienen que los efectos de variar el tipo de letra son nulos.

Referencias bibliográficas

  • Diemand-Yauman, C., Oppenheimer, D. M., & Vaughan, E. B. (2011). Fortune favors the (): Effects of disfluency on educational outcomes. Cognition, 118(1), 111-115.
  • Xie, H., Zhou, Z., & Liu, Q. (2018). Null Effects of Perceptual Disfluency on Learning Outcomes in a Text-Based Educational Context: a Meta-analysis.

88x31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s