Los exámenes también valen para el mundo real

Hoy traemos la traducción de una reciente e interesante entrada de la investigadora educativa Daisy Christodoulou (@daisychristo). En ella se habla sobre los beneficios del efecto test sobre las habilidades de transferencia de los conocimientos a contextos de la vida real. Allá vamos:

El efecto test es uno de los hallazgos más fascinantes descubiertos por la investigación educativa. Estamos acostumbrados a pensar en los test o exámenes como algo que se hace para obtener información sobre el desempeño o rendimiento de los estudiantes. Pero la investigación demuestra que los exámenes también pueden tener un beneficio directo sobre el aprendizaje.

En un examen, a menudo intentas recuperar información de la memoria, y el mero hecho de tratar de recordar algo ya ayuda a fortalecer la memoria. Entonces, este tipo de práctica de recuperaciónes en realidad una buena forma de aprender algo, y es la razón por la que repasar y estudiar con flashcards o breves cuestionarios es mejor que solamente releer o subrayar los textos que se quieren aprender.

Pero una crítica que a menudo se hace a los exámenes (y por tanto, al efecto test) es que, aunque están bien para aprenderse datos y hechos básicos, no son tan útiles para luego aplicar esos datos en situaciones reales. Por ejemplo, está claro que rellenar una ficha con las tablas de multiplicar ayuda a aprenderse de memoria las tablas de multiplicar. Pero, ¿qué pasa si el objetivo es que los alumnos apliquen ese conocimiento en una situación más real? ¿El efecto test sigue siendo de ayuda?

Un estudio de Roher, Taylor y Sholar (2010) quiso dar respuesta a estas cuestiones. En su investigación participaron 28 alumnos estadounidenses de entre 9 y 11 años a los que se dividió en dos grupos y se les puso la misma tarea: aprender los nombres de diferentes ciudades en un mapa. Para empezar el experimento, se les mostró el mapa con las regiones etiquetadas que tenían que aprender, y luego se les dio un tiempo para que repasaran.

Imagen 1
Ejemplo de mapa utilizado en el experimento (Roher, 2010)

Un grupo de alumnos estudió con el método “mirar y copiar”: se les enseñaba en la pantalla el nombre de una ciudad durante 7 segundos y después tenían que apuntarla en un mapa mudo que habían recibido.

El segundo grupo de alumnos estudió realizando pequeñas pruebas: se les iba pidiendo que localizaran distintas ciudades en el mapa. En cada una tenían 5 segundos para responder. Después de cada respuesta se les dejaba ver la solución durante 2 segundos.

Tras esta fase, a ambos grupos de alumnos se les hizo una especie de examen final en el que simplemente tenían en un mapa en blanco todos los nombres de las ciudades que habían estado aprendiendo.

Resultados

El grupo que se preparó a través de pruebas lo hizo mucho mejor que el grupo que se preparó a través de mirar y copiar. Este resultado es lo que el efecto testproduce. No es ninguna sorpresa. Además, esta prueba final fue muy similar a la forma en la que los niños habían estado practicando previamente.  Ahora bien, ¿cómo se comportarían esos niños cuando se les pidiera que resolvieran preguntas más complejas que estaban relacionadas con el mundo real y que no eran exactamente iguales a las que habían practicado?

Los investigadores propusieron un nuevo tipo de examen con preguntas como “Si viajas en coche desde Ross a Boyd por el camino más corto posible, ¿a qué ciudad llegas?

Este tipo de preguntas de aplicación eran nuevas para ambos grupos de alumnos. No eran las que habían estado practicando anteriormente, pero de nuevo, el grupo que utilizó el método de estudio a través de pruebas obtuvo significativamente mejores resultados que el grupo que estudió mirando y copiando.

De hecho, la brecha entre los dos grupos fue incluso mayor en este tipo de prueba que en el primer examen.

Conclusión

Los autores del estudio indican que enfrentar a los alumnos a test, pruebas, cuestionarios y exámenes puede ayudar a retener datos y hechos básicos, pero también puede ayudar a los alumnos a transferir esos conocimientos a tareas más complejas.

El conocimiento adquirido a través del efecto test se puede aplicar de manera flexible en situaciones nuevas, y los exámenes benefician más que perjudican la comprensión.

Referencia bibliográfica:

  • Rohrer, D, Taylor, K and Sholar, B (2010) “Tests Enhance the Transfer of Learning”, Journal of Experimental Psychology: Learning, Memory, and Cognition, 1/36: 233-239

Entrada original aquí

88x31

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s