3 factores que consiguen superefectos en los alumnos (según Hattie)

En 2016, el investigador John Hattie actualizó su proyecto titulado “Visible Learning“. Su trabajo de investigación, calificado por algunos como “el Santo Grial de la enseñanza”, sintetiza 15 años de investigación educativa en más de 800 meta-análisis sobre lo que funciona en el aula. Su objetivo es conseguir que los educadores se centren en hacer que todos los alumnos consigan al menos un año académico de progreso por cada año real que pase.

Hattie ha encontrado que muchas de las actividades que hacemos en el aula tienen un efecto en el rendimiento del alumno, e incluso llega a decir que “quizá todo lo que necesitemos para mejorar el aprendizaje sean las ganas”. No obstante, también se preocupó de determinar el efecto medio que producían diferentes prácticas docentes.

Hattie argumenta que, a menos que una práctico concreta produzca más impacto sobre los alumnos que la actividad docente media, esta no debería ser utilizada en el aula.

El concepto del tamaño de efecto en educación

Para todos aquellos que no nos dediquemos a la investigación ni seamos estadísticos, el concepto de “tamaño de efecto” funciona así: imagina que haces un viaje en coche desde un punto A a un punto B. Si conduces a una velocidad media de 60 km/h, tardarás un total de 17 horas en llegar. Ahora imagina que puedes conducir un poco más rápido, a 85 km/h, esto hará que tardes 12 horas en llegar. En el caso de que doblases la velocidad inicial y condujeras a 120 Km/h tardarías en hacer el trayecto solo 8 horas.

El mismo ejemplo podríamos utilizar en educación. Las técnicas de aprendizaje cooperativo, ofrecer enriquecimiento curricular y las actividades extraescolares tienen un “tamaño de efecto” alrededor de la media de 0.4 (lo que significa un impacto medio). Otros factores como que el colegio privado o no, que el alumno sea chico o chica, o el nivel educativo del profesor tienen un tamaño de efecto de 0.1 (casi nada de impacto). En cambio, ofrecer feedback constante a los alumnos, la aceleración curricular y la evaluación formativa tienen unos índices de impacto de 0.7 (por encima de la media).

El objetivo de Hattie es que los profesores conozcamos qué prácticas mejoran los resultados escolares.

Lo mejor de lo mejor

La actualización del año 2016 destapó algunas intervenciones que suelen ser poco visibles en la actividad diaria en el aula.

Por ejemplo, los programas dirigidos a producir un cambio conceptual en el alumno, las propias expectativas del alumno y la eficacia colectiva de los profesores son factores que muestran un tamaño de efecto mayor que 1.15 (alto impacto). Para hacernos una idea: si en la clase A aparece el factor “eficacia colectiva del profesorado” con un tamaño de efecto del 1.57 y en la clase B, este factor estuviera ausente, significaría que el 95% de los alumnos de la clase A tendrían mejores resultados que la media de alumnos de la clase B. Esto cambiaría principalmente la distribución de rendimiento de la clase como aparece en la siguiente imagen:

graph

Así que viendo que estos factores pueden llegar a tener semejante impacto en el rendimiento del alumnado, merece la pena saber algo más sobre ellos.

1. Programas de cambio conceptual

Los programas de cambio conceptual (tamaño de efecto=1.16) tienen que ver con el hecho de que las ideas y creencias previas de los alumnos pueden ser resistentes al cambio, incluso cuando el alumno recibe nueva información que las contradice.

Pongamos de ejemplo una clase donde se habla del clima. Los alumnos pueden pensar en principio que el clima es algo persistente y que la actividad humana no lo afecta. Tras recibir información sobre el cambio climático a lo largo del tiempo, los alumnos pueden llegar a entender que algunos cambios en el clima se deben a los periodos naturales de calentamiento y enfriamiento que han sucedido durante miles y miles de años. El esquema mental original se ha adaptado a esa nueva información.

Sin embargo, algunas veces los alumnos no asimilan toda la nueva información. A menudo, los profesores lo intentamos resolver con el repaso y la repetición diaria de los contenidos (“re-teaching”), pero sería más productivo ir directamente a confrontar algunas creencias erróneas comunes de los alumnos que pueden estar interfiriendo los nuevos aprendizajes. Siguiendo con el ejemplo del clima, algunas creencias comunes pueden ser que el calentamiento global no existe ya que “este invierno ha sido más frío que el anterior invierno”, o que el CO2 no tiene un efecto negativo real.

Tratar específicamente estas creencias erróneas tendrá mucha más impacto sobre el aprendizaje que simplemente repasar y repasar los propios contenidos curriculares.

2. Las expectativas del alumnado

Las expectativas del alumno (tamaño de efecto=1.3) es otro se los superfactores que encontró Hattie. Cuando un profesor sabe cuáles son las expectativas del alumno, es capaz de “empujarle” para que consiga más. Este factor, diferente al de trabajar por objetivos, lo que consigue es modificar la base de expectativas que un estudiante tiene y hacer que cambie su actitud y comportamiento con relación a lo que cree sobre sus capacidades.

3. Eficacia colectiva del profesorado

Este factor es uno de los más potentes (tamaño de efecto = 1.6)

introducirlo en el aula puede básicamente triplicar el ratio de aprendizaje. Consigue más del doble de efecto que utilizar el feedback en las clases (0.7) y más de cinco veces el efecto que producen los deberes (0.3.)

Las creencias sobre la eficacia son tan poderosas porque llevan a influenciar las acciones y decisiones de los profesores. La investigación muestra que la eficacia percibida cambia directamente “la diligencia y determinación con las que los grupos persiguen sus metas” (Godard, Hoy & Hoy, 2004)

Cuando los profesores creen que sus esfuerzos pueden cambiar los logros de los alumnos, llevan razón. Cuando creen que no hay mucho que puedan hacer, también llevan razón, y sus acciones lo reflejarán.

Hay mucho factores que contribuyen a la eficacia del profesorado incluyendo el grado en el que los profesores participan en las decisiones, cuánto saben sobre lo que sus compañeros están haciendo en clase y cómo de flexible es la dirección de su centro.

Sin embargo, según Hattie, no hay nada mejor para influenciar a los alumnos que el hecho de que sus profesores crean realmente que su enseñanza beneficia directamente (Donohoo, 2017)

En conclusión

Al igual que nuestros alumnos, los profesores también mantenemos creencias que no ayudan y que van en contra de todas las evidencias disponibles. No es nada raro que nos opongamos al cambio, va en la naturaleza humana. Sin embargo, como educadores, podemos y debemos tomar un tiempo para la reflexión, autocrítica y reconocimiento sobre qué áreas debemos mejorar.

Armados con los trabajos de Hattie sobre lo que funciona, tenemos el poder de incrementar nuestra propia eficacia como maestros y la capacidad de obtener buenos resultados con todos nuestros alumnos.

————————————————–

Referencias bibliográficas:

Donohoo, J. (2017). Collective efficacy: How educators’ beliefs impact student learning. Thousand Oaks, CA: Corwin.

Goddard, R., Hoy, W., & Hoy, A. W. (2004). Collective efficacy beliefs: Theoretical developments, empirical evidence, and future directions. Educational Researcher, 33(3), 3-13.

Hattie, J. (2008). Visible learning: A synthesis of over 800 meta-analyses relating to achievement. Routledge.

Entrada original (en inglés): https://www.eschoolnews.com/2017/07/24/teachers-supersize-hattie-effects/2/?all

88x31

Anuncios

8 comentarios

  1. Lo siento, me parecen mas inventos y mierdas teóreticas que todos los sistemas de enseñanzas cambia o ajustan cada año, llevándose los maestros (el eslabón mas bajo de la cadena, pero el mas importante) a un estado de levedad y rutina aburrida cada cursos, que toma para no perder su profesión o en su defecto, trampas y trampa para ensalzar la sapienza y el ego de los maestros antes sus alumnos.
    El aprendizaje moderno deberia ser mas fácil, efectivo y lograr mas cosas de lo que todos se creen y la complicación de todo el Sistema Educación viene primeramente de la burocracia de los miles y miles que vive de esa profesión como administrativos, investigadores y sus verborreas para justificar sus salarios cada curso y no estar en la primera trinchera.

    Mi método pedagógico (y hablo de Física) a grandes rasgos es mas fácil y es este que voy a decirles abajo; que por otro lado les aseguro que aplica desde preescolar, primaria, media, preuniversitarios, universidad o grado profecional.
    …..
    1-Crea un cuestionario de preguntas, ejercicios y respuestas moderno y actualizado cada año (ojo, no algo infinito y agobiante para hacer trampas en ese sentido, ya que no podrás hacerla en otro); sobre los objetivos (eso es lo mas complicado, despues lo explico un poquito) que debe aprender un estudiante del siglo XXI acorde a la edad y el grado que cursa, sea el que sea.
    2-Llegas el primer dia a clase, lo repartes y le dices a los estudiantes:
    Esas preguntas, ejercicios y sus respuestas clásicas; tal y como las estan viendo ahi, son los objetivos básicos que ustedes deben saber al terminar este curso.
    -Y así exactamente como las ven, sin cambiar ni un punto y una coma, sin ninguna trampa estúpida o capciosa; les aparecerán algunas de ellas en las boletas que seleccionan ustedes mismos para el examen final que les permitirá graduarse de esta clase.
    Lo mas seguro es que sean las preguntas mas integrales las que les salgan y en ellas tengan que integrar conocimientos de forma creativa ya machacados en otras preguntas y ejercicios mas simples al inicio del cuestionario, como se ve ahí en esos papeles.
    ……
    Comentarios, murmullos de incredulidad por toda el aula; pero todos felices con mi clase, motivados por mi método pedagógico transparente, motivados de no misterios, de no ver trampas.
    Tal y como se los digo, ese es mi plan de clase (no es un misterio que asuste, que nadie pueda ver) y por el que daré mis clases; así que pueden ya venir a ellas sabiendo algo sobre estos asuntos si así lo desean o debatir sobre lo que mas les interesa sobre esos asuntos, o enseñarme cosas que descubran que yo no conocía, que aquí “el alumno soy yo”, el que quiere enriquecer este curso soy yo.
    Mi experiencia:
    Guerra avisada mata menos soldados, pero casi siempre mata algunos (en las mismas clase cada dia lo vas a notar); con este método no desaprueban los que menos les motiva ese contenido (todos tenemos gustos diferentes), sino los que son pocos responsables, que es lo justo, creo yo que sean los que no deben pasar de grado.
    Si tienes suerte y escoges las preguntas fáciles al azar seguro aprobaras, pero si vienen a clase, ya veran que les será una panacea este curso.
    ….
    Pueden aprenderlas como se les antoje, a la velocidad que se les antoje, buscarse a quien se les atoges para que se las explique o debatirlas con esa persona; aunque de todos modos yo se la responderé poco a poco en las clase, veran la teoría y las explicaciones sobre ellas poco a poco en cada clase, según esta planificada y a la velocidad con que se pueden comprender mejor el contenido.
    ….
    Para no cansarlos, resultado:
    Al cabo de años de esos alumnos haber pasado por mis clases; hablas con ellos, ya profesionales, padres de familias y todavias recuerdan gran parte del contenido; que para mi es lo primero que no logra la educación actual, porque es un maquinaria de hacerte olvidar.
    Eso por sí solo para mi vale mas que tantas investigaciones pedagógicas y sus resultados engorroso que dan para lograr, lo que no se logra a nivel neto en la sociedad.
    ….
    3-Que es lo mas importante en un maestro?
    El dominio del contenido.
    Después que un maestro domina a ojo cerrado el contenido; todo lo demas se puede alcanzar.

    Me gusta

  2. No entiendo algo, vas Xataka, va a la BBC mundo y vas por ahí,… y todos comienzan un titulo con un numero; pudiendo hacerlo con la palabra que describe al número.
    No les parece que esa nueva moda algo bien feo?

    Me gusta

  3. Basta una lectura somera para entender que es todo cuento chino pseudocientífico, pero no quiero chafarle la ilusión a la gente que es feliz creyendo en cuentos de hadas.

    Me gusta

  4. Creo que si al profesor le gusta la asignatura, si conoce la asignatura y si le gusta enseñar y tiene el carácter o la personalidad para ello, habrá empatía y los alumnos se interesarán, prestarán atención, aprenderán y disfrutarán de la clase. SI no, la clase será un plomo, el caos o una pérdida de tiempo. Todo lo demás son mandangas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s