Enseñar estrategias de comprensión lectora funciona (evidencias)

Los métodos de comprensión lectora buscan mejorar el grado de entendimiento del alumno de los textos que leen. Las técnicas de comprensión lectora les permiten ser capaces de hacer lo siguiente:

  • Inferir el significado de una palabra a partir del contexto.
  • Resumir el texto e identificar sus ideas principales.
  • Utilizar gráficos u organizadores semánticos.
  • Monitorizar su propia comprensión e identificar sus dificultades ellos mismos (ver entrada sobre la meta-cognición y auto-regulación).

De media, enseñar estrategias de compresión lectora consigue “acelerar” el aprendizaje unos 5 meses académicos sobre el nivel del que se parte. Estas prácticas parecen ser particularmente efectivas en alumnos a partir de 8 años que muestran un progreso deficiente.

Para que la enseñanza de estrategias de comprensión lectora sea exitosa, hay que seleccionar cuidadosamente actividades acordes al nivel lector del alumno, y asegurarse que los textos sobre los que se trabaja son adecuados (ni muy complejos, ni muy fáciles).

Muchas técnicas de comprensión lectora se pueden enseñar en combinación con técnicas de aprendizaje cooperativo y de enseñanza entre iguales. El uso de técnicas como los organizadores gráficos y fijar la atención en la estructuras del texto funcionan mejor cuando lo que se lee son textos expositivos o informativos. Hay también algunos indicadores de que la utilización de programas informáticos para enseñar a leer textos puede ser eficaz en la mejora de la comprensión lectora, especialmente cuando se centran en el desarrollo de estrategias y habilidades de auto-preguntas, aunque la evidencia es menos robusta en este sentido.

Hallazgos comparativos indican que, de media, la enseñanza de estrategias de comprensión lectora parece ser más efectiva que la enseñanza de habilidades fonológicas y del lenguaje oral en alumnos de primaria y secundaria (tanto a corto como a largo plazo). Sin embargo, dar apoyo a los alumnos con dificultades requiere darles entrenamiento en varias técnicas. Es importante señalar que no existe un único tipo de intervención o enfoque que actúe como panacea. Es necesario realizar un cuidadoso diagnóstico de las razones por las que un alumno no progresa en la escuela antes de empezar una intervención cualquiera que sea.

Existe bastante evidencia sobre este aspecto. Diversos estudios desde hace más de 30 años se han centrado en el efecto de la enseñanza de la comprensión lectora. La mayoría de estudios se han realizado en los Estados Unidos con alumnos de entre 8 y 18 años que presentaban bajo rendimiento o dificultares lectoras.

En el Reino Unido, una reciente evaluación de un programa educativo que enseñaba a los alumnos a aplicar 4 estrategias diferentes de comprensión lectora ha encontrado algunos resultados esperanzadores, pero no ofreció una estimación lo suficientemente robusta para ver el impacto real del programa.

88x31

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s