Feed-back en educación (Enseñanza basada en la evidencia, Parte V)

El feedback. El primer secreto que John Hattie ha revelado.

Cuando John Hattie revisó los más de 500.000 estudios, encontró que el feed-back tenía más impacto en los resultados de los alumnos que cualquier otra estrategia o técnica.

Cuando él hizo su última revisión, había añadido más de 300.00 estudios extra a su base de datos, y aún así el feedback era el elemento más importante.

En todos los aspectos de la vida, el feed-back es el alimento de los campeones. Nos permite saber cómo lo estamos haciendo mientra que también nos dice cómo mejorar.

Puedes utilizar el feedback para mejorar cómo lo hacen tus alumnos. De hecho, la investigación nos muestra que el feedback tiene el doble de impacto en los resultados que las estrategias de enseñanza más usuales (Hattie, 2009).

Además, no extraña que John Hattie crea que el feedback es esencial para la mejora escolar. En este artículo, vas a descrubrir cómo usar el feedback para mejorar el efecto que tienes en tus estudiantes.

Hasta la orientaciones más sencillas que busquen mejorar la educación deben tener iempre una pizca de feedb-back” (John Hattie)

Puede que hayas oído alguna vez que la práctica hace al maestro. Es cierto que practicar es esencial para aprender. Darle a los alumnos tiempo para practicar fue un elemento clave en el anterior artículo.

Aunque, como indica el eminente psicólogo Tony Buzan, la práctica solo sirve para que las personas repitan lo que están haciendo. Si lo que están haciendo es incorrecto, los alumnos interiorizarán algo incorrecto. El feedback permite a los alumnos saber cómo lo están haciendo mentras que les da tiempo apra ajustar y perfeccionr sus esfuerzos.

¿Cómo dar un feedback efectivo a tus alumnos? Las bases

El feed-back es información que tú le das a tus alumnos y que les ayuda a reducir la brecha existente entre donde ellos se encuentran en relación a su trabajo y donde podrían llegar a estar. El objetivo del feedback es ofrecerles a los estudiantes una visión que les ayude a mejorar su actuación.

La respuesta a la pregunta de ¿cómo dar feed-back efectivo a tus alumnos? se muestra en dos pasos:

  1. Informa a tus alumnos sobre tu nivel de actuación- rendimiento actual.
  2. Diles que podrían hacer para mejorar.

 

¿Cómo dar un feedback efectivo a tus alumnos? Las opciones

Cuando pienses en cómo darle feedback a tus alumnos, ten siempre presente lo básico. El feedback conlleva decirle a los estudiantes cómo lo han hecho, y cómo podrían hacerlo mejor.

Sin embargo, mientras que lo estas ideas básicas son siempre las mismas, hay diferentes formas de feedback que podemos utilizar.

Hay cuatro maneras de utilizar el feedback para ayudar a tus alumnos. Estas son las siguientes:

  1. Reconocer lo que han hecho bien.
  2. Corregir y dirigir.
  3. Resaltar el proceso.
  4. Entrenar a los alumnos a evaluar sus propios esfuerzos

Con esto en mente, decidir cómo dar feedback a tus alumnos se vuelve un poco más complicado. Cuando hagas tu decisión, debes considerar:

  • La naturaleza de la tarea
  • La capacidad y la experiencia del alumno.

Y para hacer esto, necesitas saber más acerca de cada una de las opciones.

Opción 1: Reconocer lo que han hecho bien

Debes dejar que tus alumnos sepan lo que han hecho bien pero también lo que han hecho mal.

Esto siempre se cumple para todos los alumnos, desde el niño con dificultades hasta el niño más excelente.

Sin embargo, reconocer no es lo mismo que alabar. La alabanza personal, como por ejemplo decirle a un alumno “muy bien”, “bien hecho”, “qué listo eres” o “estoy muy contento contigo” no es dar feed-back puesto que no estamos hablando sobre el trabajo realizado sino sobre la persona.

Cuando les pones problemas a tus alumnos para que practiquen, ya sea en clase o en casa, debes ponerles nota siempre, para que sientan que están siendo evaluados constantemente y que estás pendiente de ellos.

Por supuesto, algunas tareas, como por ejemplo escribir una breve historieta, no pueden ser corregidas como “correcta” o “incorrecta”. En estos casos, el feed-back positivo conlleva decirle a tus alumnos lo que eta vez han hecho bien y ha producido una mejora en su trabajo en relación a anteriores veces. Por ejemplo, un alumno que esta empezando a usar por fin letras mayúsculas para los nombres propios, o un alumno de que empieza a usar diálogos en sus historias.

Las especificaciones irán variando de tarea en tarea, y de alumno a alumno. Sin embargo, en todos los casos, tú les dejas saber a tus alumnos lo que han hecho bien, y les dices que quieres ver más de esas mejoras en sus próximas tareas.

Opción 2: Corregir y dirigir

Tus alumnos no van a hacer siempre las cosas correctamente. EL error forma parte del aprendizaje.

Cuando tus alumnos cometen errores, eso demuestra que están dispuestos a ir más allá de lo que ya saben y dominan.

Dejarles que cometan errores antes de que tú formalmente les corrijas te permite hacer efectivo el feed-back.

Cuando los laumnos tienen algo mal, es vital que lo sepan y que lo sepan rápidamente. Esto es especialmente verdad cuando lo que están aprendiendo es totalemnte nuevo y desconocido, y sobre todo en los alumnos que tienen dificutlades con la materia.

Necesitas corregirles sus errores.

Sin embargo, necesitarás algo más que simplemente decirles lo que tienen mal. Vas a necesitar dirigirles hacia la respuesta correcta. Corrige y dirige.

Para tareas simples, puedes hacer esto dándoles la respuesta. Puedes también resaltar la falta de ortografía y escribir la palabra bien encima, o marca una respuesta incorrecta y escribir la respuesta correcta al lado.

La forma de “Corregir y dirigir” en tareas más complejas a menudo conlleva decirle a tus alumnos lo que podrían haber añadido. Recientemente trabajé con una niña de 6 años que estaba haciendo un video sobre los efectos de los terremotos. Ella grabó una serie de videos cortos de una mesa temblando. En cada video, ella hacía que la mesa se moviera cada vez más, para explicar la idea de que los efectos de los terremotos dependen de la intensidad. Sin embargo, ella no hizo mención de la palabra intensidad durante los videos. My feed-back para ella fue que:

  • (Corregir) “La relación entre la intensidad de los terremotos y sus efectos no estaba clara en su montaje”
  • (Dirigir) “Necesitaba una introducción explicando que la intensidad se mide usando la escala Richter, y tenía que explicarle a la audiencia qué intensidad había en cada simulación.”

Opción 3. Enfatizar el proceso

La estrategia de corregir y dirigir funciona. Sin embargo, solo sirve para la tarea en concreto que estás revisando (una palabra mal escrita, un problema de matemática o un trabajo). Añadiendo el énfasis en el proceso a tu repertorio, tu puedes también ayudar a tus alumnos a hacerlo mejor en las tareas futuras.

La esencia de enfatizar el proceso es que muestra al niño la conexión entre “su resultado”, “lo que ha hecho para tener ese resultado” y “lo que necesita hacer para tener un mejor resultado.”

Esto puede ser tan sencillo como decirles qué paso han fallado en un problema de matemática y enseñarles los pasos de nuevo utilizando un problema de ejemplo. Muchas tareas conllevan seguir una serie de pasos, lo que te permitirá dar este tipo de feedback de forma regular. Puedes también hacer esto cuando mandes las tareas para la clase: mostrando de forma guiada cómo resolver los problemas en la pizarra, repasando especialmente los puntos clave. Simplemente asegúrate de darles a tus alumnos tiempo de práctica tras la explicación.

Mientras los pasos de una determinada tarea forman un tipo de proceso, no es el único proceso al que puedes referirte cuando les des feedback. Recuerda que el aspecto central de “enfatizar el proceso” es conectar las acciones de los alumnos con la calidad de su trabajo. Se puede aplicar este principio de muchas formas, como por ejemplo, haciendo hincapié en el nexo entre:

  • La nota del examen y el tiempo que se ha invertido estudiando.
  • La nota de las redacciones, trabajos… y si se ha repasado o no antes de entregar.
  • Una suma mal calculada y estimar si la respuesta que he obtenido es razonable.
  • La calidad de una breve historieta y las formas narrativas que se han usado.
  • La comprensión de un texto y la autocorrección cuando no hemos entendido algo.
  • Una respuesta errónea de un problema de matemáticas y la creación de una estrategia planificada antes de resolverlo.

Recientemente, estaba trabajando con un alumno de 8 años repasando el concepto del máximo común divisor. Cuando le pedí que pusiera todos los divisores del número 64, lo hizo pero de forma desordenada. Su respuesta fue: 8, 1, 2 y y 64. LE dije que eso estaba mal y que le faltaban por poner algunos divisores (corregir), y le informé de que la respuesta correcta era 1, 2, 32, 4, 64 y 8 (redirigir). Después, enfaticé el proceso que él usó (desordenado) y le indiqué un proceso mejor (una lista organizada y en orden). Agrupando mi lista de divisores en parejas (por ejemplo, 1 y 64) y empezando por el 1 antes de comprobar cada número después de eto, me aseguré de que no se me escapó ningún número. Después, le enseñé cómo usar la estrategia de la lista organizada para encontrar los divisores de 48 antes de dejarle a él continuar con sus dudas. No solo usar la estrategia de la lista organizada le va a ayudar a colocar todos los divisores de cualquier número, sino que también le ayudará con un amplio abanico de otros problemas de matemáticas.

Opción 4 – Entrena a los alumnos para que se proporcionen feedback a sí mismos.

El coaching es el arte de lanzar preguntas que puedan ayudar al alumnado a tomar consciencia. Es una potente estrategia el usar preguntas cuando estamos dando feedback, sobre todo al os más experimentados y avanzados alumnos. Sin embargo, el coaching no es efectivo con los aprendices que son novatos en los que les estás pidiendo que hagan o con los estudiantes que tienen dificultad con la materia.

El coaching es poderoso porque acerca a los alumnos a estrategias meta-cognitivas, como aprender amonitorizar su propis actuaciones, evaluar cómo han abordado la tarea y ajustar las estrategias que van a utilizar antes de continuar. Hace algún tiempo, mis alumnos de 7 años habían estado trabajando en cómo estructurar sus párrafos utilizando el modelo de la hamburguesa: primero, una oración sobre el tema que vamos a hablar, segundo, los detalles, y por último una oración que finalice el párrafo.parts-of-a-paragraph-1024x582.png

Al principio, les daba el feedback de corregir y dirigir. Pero, a medida que las semanas pasaban, empezamos a explorar otros aspectos de la escritura. Los alumnos sabían ya cómo estructuras los párrafos; sin embargo, como su atención estaba en cualquier otra cosa, a menudo olvidaban hacerlo bien en sus escritos.

Esta fue la ocsión perfecta para recurrir al coaching.

Cuando le daba la charla a un niño que no había estructurado un párrafo adecuadamente, le preguntaba:

  • ¿Cuál debe ser la estructura de un párrafo?
  • ¿Qué aspectos de su estructura has utilizado tú en tu párrafo?¿Cuál se te ha olvidado?
  • ¿Qué necesitas hacer para mejorar tu trabajo?

Esto animaba a los alumnos a tomar la iniciativa del proceso entero, haciendo hincapié en que eran capaces de:

  1. Evaluar su propio trabajo
  2. Utilizar sus ideas para mejorarlo.

Estos son los dos apsectos centrales del feedback, pero tendrás que ayudar a tus alumnos a darse feedback a sí mismos.

En resumen, cómo dar feedback a tus alumnos:

·      Usa el reconocimiento con todos los alumnos, pero asegúrate de que estás reconociendo su actuación y no estás alabando sus cualidades como persona.

·      Utiliza la estrategia de corregir y dirigir para ayudar a los novatos y a los alumnos con dificultades con una tarea en particular.

·      Enfatiza el proceso cuando quieras ayudar a tus alumnos a usar tu feedback para completar tareas similares en el futuro.

·      Entrena a los alumnos más hábiles a que sean críticos consigo mismos.

El feedback es una parte potente de la enseñanza basada en la evidencia. Ahora que ya sabes cómo dar feedback efectivo, utilízalo siempre que puedas.

Continua aprendiendo más acerca de la enseñanza basada en la evidencia consultando el resto de entradas

Referencias bibliograficas

Hattie, J. (2009). Visible Learning: A Synthesis of 800 Meta-Analyses Relating to Achievement.Routledge

_________________________________________________________________

Artículo traducido del inglés por el autor de este blog. 

Fuente original aquí

Anuncios

2 comentarios sobre “Feed-back en educación (Enseñanza basada en la evidencia, Parte V)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s