6 mitos erróneos en educación

6 mitos erróneos pero populares en educación

El sector de la educación está plagado de mitos y modas que tienen poca o ninguna evidencia detrás. Sin embargo, muchos profesores aceptan estos mitos como un hecho probado. Algunos lo hacen a consecuencia del adoctrinamiento que han recibido en su formación inicial, otros lo hacen porque un gurú les dijo algo que sonaba muy bien y se lo creyeron. Estos mitos están tan extendidos que incluso los verás referenciados en algunas metodologías y sistemas educativos.

Aquí están las 6 falsas creencias más comunes que la investigación ha considerado como mitos.

  1. Tu carrera universitaria te hace ser buen profesor.
  2. Los niños aprenden mejor cuando descubren las cosas por sí mismos.
  3. Los alumnos aprenden más cuando tienen control sobre lo que aprenden.
  4. Los niños aprenden mejor cuando te adaptas a su estilo de aprendizaje.
  5. La repetición de curso ayuda pero la aceleración no.
  6. Determinadas dietas ayudan a los niños a portarse mejor (o peor)

Mito 1: Tu carrera universitaria te hace ser buen profesor

Las carrera de Magisterio debería preparar para enseñar bien. Desgraciadamente, la revisión realizada por John Hattie muestra que no es así (Hattie, 2009)

La primera razón es que la teoría no siempre tiene que ver con las exigencias del día a día en el aula. Hay una diferencia entre saber qué hacer y ser capaz de llevarlo a cabo (y mucho menos hacerlo bien).

La segunda razón es que mucha de la teoría que se enseñan en las facultades no está respaldada por evidencia sólida. Desde la teoría de la lengua total hasta el constructivismo, las teorías no probadas que se insertan en las universidades cada vez son más que simples modas.

Mito 2: Los niños aprenden mejor cuando descubren las cosas por sí mismos

Esta idea está bastante arraigada en la mente de muchos educadores, pero es un mito.

Este mito se promociona en muchos cursos de profesores, y es reforzado por sistemas educativos cuyos docentes fueron adoctrinados muchos años atrás. Sin embargo, es un mito porque se basa solamente en una teoría, en la opinión que alguien tuvo sobre cómo aprenden los niños. No se basa en evidencias.

La investigación nos muestra que cuando los profesores enseñan activamente a los niños, producen un efecto más de tres veces mayor en los resultados de sus alumnos que cuando enseñan intentando facilitando el aprendizaje (Hattie, 2009).

Mientras que nosotros queremos que nuestros alumnos lleguen a ser librepensadores y ciudadanos críticos, dejarles que aprendan solos no es la forma correcta de hacerlo (Kirschner , Sweller & Clark, 2006).

Mito 3: Los alumnos aprenden más cuando tienen control sobre lo que aprenden

Hay otra teoría popular que no está respaldada por evidencia. Es lo que conocemos como aprendizaje centrado en el alumno, y es ciegamente aceptada por muchos profesores como una teoría acertada.

En vez de que sea el profesor el que decida lo que el alumno tiene que aprender, los defensores de este método creen que es el estudiante el que tiene que elegir en función de sus intereses. La idea es que dándole al alumno diferentes opciones sobre lo que aprender se consigue un mayor aprendizaje.

Esto no es así.

La investigación muestra que dar el control al alumno o dejarle elegir no tiene absolutamente ningún impacto en sus resultados posteriores (Niemiec, Sikorski, & Walberg, 1996).

Curiosamente, darle oportunidad a los alumnos de elegir entre cosas triviales (por ejemplo, que elijan en qué color escribir) sí que tiene un pequeño, aunque positivo efecto en sus resultados (Hattie, 2009).

Mito 4: Los niños aprenden mejor cuando te adaptas a su estilo de aprendizaje.

img_learning_styleLa idea que la gente prefiere aprender en diferentes estilos ha sido siempre aceptada en las escuelas. Según la popular teoría sobre estilos de aprendizaje, algunos niños prefieren aprender de forma visual, otros, de forma auditiva, y otros, los kinestésicos, lo prefieren hacer a través del movimiento.

Tendría sentido, por tanto, adaptarse a cada estilo de aprendizaje. Sin embargo, la investigación muestra que no es así (Kavale & Forness, 1987; Pashler, McDaniel, Rohrer, & Bjork, 2008)

Es más, revisiones de estudios independientes demuestran que adaptar la enseñanza según el estilo de aprendizaje es una pérdida de tiempo e incluso puede tener un impacto negativo en el alumno.

“La teoría de los estilos de aprendizajes tiene tanta base científica como las bolas de cristal mágicas que compras en la tienda del Rey Arturo en Glastonbury.” Tom Bennett

 

Mito 5: La repetición de curso ayuda pero no la aceleración.

bored_main2.jpg

Muchas escuelas, a menudo a instancias de profesores y padres, hacen repetir a niños con dificultades de aprendizaje o con nivel madurez bajo.

Lo hacen siguiendo la creencia de que estar un año más en el mismo curso les ayudará a recuperar el desfase, o que les dará tiempo para madurar y adaptarse a laestructura escolar.
Sin embargo, la investigación muestra que la repetición de curso no sirve para recuperar la desventaja, ni para madurar ni para ajustar la idea de escuela en el niño. De hecho, los niños con problemas de aprendizaje que pasan de curso sobrepasan en resultados a sus iguales que repiten (Allen, Chen, Willson, & Hughes, 2009).

“Sería difícil encontrar otra práctica educativa donde la evidencia es tan inequívocamente negativa.” Ernest House

Irónicamente (dada la ineficacia de esta práctica) la aceleración de curso funciona, y lo hace muy bien (Kulik, 2004). Los alumnos acelerados sobrepasan los resultados de aquellos niños que, teniendo perfiles similares, no han sido acelerados. La diferencia de resultados es de casi un año académico. Es más, los alumnos acelerados tienden a rendir tanto como los alumnos más brillantes del curso en el que han sido acelerados.Y, a pesar de que la gente suele pensar lo contrario, los alumnos con altas capacidades presentan más problemas sociales cuando no son acelerados que cuando sí lo son.

Mito 6: Determinadas dietas ayudan a los niños a portarse mejor (o peor)

Muchos padres y profesores cree que ciertos alimentos hacen que los niños se porten mejor.

Una creencia popular es que el azúcar produce hiperactividad y por lo tanto, mal comportamiento. Una revisión de 16 estudios de doble ciego controlados con placebo que trataban sobre la relación entre el azúcar y la hiperactividad concluyó que no existe tal relación (Wolraich, Wilson & White, 1995)

En su lugar, el mal comportamiento de algunos niños puede ser atribuido a las expectativas de los padres (o del profesor), las expectativas de los niños (a muchos niños se les dice que el azúcar les hace ser hiperactivos), un locus de control externalizado y una mala crianza.

Otra creencia bastante común es que los aditivos en la comida causan mayores niveles de hiperactividad. El meta-análisis de John Hattie (2009) sobre el tema, demostró que existe poco o ningún nexo entre los aditivos y el mal comportamiento.

Estas 6 creencias no son más que mitos que no han sido probados por la evidencia científica. A medida que los investigadores siguen trabajando, nuevos hallazgos surgirán inevitablemente. Si conoces algún meta-análisis independiente sobre alguno de estos mitos, ponte en contacto.

Referencias bibliográficas

  • Hattie, J. (2009). Visible Learning: A Synthesis of 800 Meta-Analyses Relating to Achievement. Routledge
  • Kirschner P.A., Sweller J. and Clark R.E. (2006) Why minimal guidance during instruction does not work: An analysis of the failure of constructivist, discovery, problem-based, experiential, and inquiry-based teaching. Educational Psychologist; 41: 75– 86.
  • Niemiec, R. P., Sikorski, C., & Walberg, H. J. (1996). Learner-control effects: A review of reviews and a meta-analysis. Journal of Educational Computing Research, 15(2), 157–174; Patall, E. A., Cooper, H. M., & Robinson, J. C. (2008). The effects of choice on intrinsic motivation and related outcomes: A meta-analysis of research findings. Psychological Bulletin, 134(2), 270–300
  • Kavale, K. A., & Forness, S. R. (1987). Substance over style: Assessing the efficacy of modality testing and teaching. Exceptional Children, 54(3), 228– 239; Stahl, S. A. (1999). Different strokes for different folk? A critique of learning styles. American Educator, 23(3), 1– 5; Coffield, F., Moseley, D., Hall, E., & Ecclestone, K. (2004 ). Learning styles and pedagogy in post-16 learning: A systematic and critical review: (Report from the Learning and Skills Learning Research Centre); Pashler, H., McDaniel, M., Rohrer, D., & Bjork, R. (2008). Learning styles: Concepts and evidence. Psychological Science in the Public Interest, 9 (3), 105– 119.
  • Allen, C. S., Chen, Q., Willson, V. L., & Hughes, J. N. (2009). Quality of research design moderates effects of grade retention on achievement: A meta-analytic multi-level analysis. Educational Evaluation and Policy Analysis, 31, 480– 499; Jimerson, S. R. (2001). Meta-analysis of grade retention research: Implications for practice in the 21st century. School Psychology Review, 30(3), 420–437; Shepard, L. A., & Smith, M. L. (Eds.). (1989). Flunking grades: Research and policies on retention. London: Falmer Press.
  • Kulik, J. A. (2004). Meta-analytic studies of acceleration. In N. Colangelo, S. G. Assouline & M. U. M. Gross (Eds.), A nation deceived. How schools hold back America’s brightest students (Vol. 2, pp. 13–22). Iowa City, IA: The Connie Belin and Jacqueline N. Blank International Center for Gifted Education and Talent Development, College of Education, The University of Iowa.
  • Wolraich, M. L., Wilson, D. B. & White, J. W. (1995). The effects of sugar on behaviour or cognition: A Meta-analysis. Journal of American Medical Association, 274, 1617-1621.

_________________________________________________________________

Artículo traducido por el autor del presente blog

Fuente original: http://www.evidencebasedteaching.org.au/crash-course-evidence-based-teaching/6-misleading-myths-education/#identifier_9_1316

_________________________________________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s